A dos años del cierre de la fábrica, delegados de ATE realizaron una asamblea frente a la municipalidad y aseguraron que hay posibilidades de volver a ponerla en funcionamiento.


El 28 de diciembre de 2017 fue un día trágico para todos los azuleños, y en especial para los empleados de Fanazul. A dos años del cierre de la fábrica, la perspectiva parece haber cambiado para los empleados despedidos.

En una asamblea realizada frente al municipio de Azul que contó con representantes nacionales, provinciales y locales de  de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) se recordó la lucha de los últimos dos años y se habló del futuro de la planta de Fabricaciones Militares.

“El ministro (Agustín Rossi) tiene la voluntad y la decisión política de reabrir Fanazul. Pidió un informe técnico urgente”, aseguró Beto Galeano, de ATE Nacional, y agregó: “Está la intención de que se vayan reincorporando los distintos compañeros, donde estamos más avanzados es en el INTI. El ministro nos explicó varias cosas, en principio nos planteo que en términos generales la instrucción del presidente fue que conforme vayan aumentando la producción de las fábricas se vayan reincorporando los compañeros”.

El representante de los trabajadores aseguró también que está la posibilidad de que Fanazul sea proveedora de la exploración petrolera en Vaca Muerta.​ Y además, le sugirió a Rossi que la planta podría fabricar chalecos antibala. 

fanazul

“Hoy cumplimos dos años desde que nos despidieron a 220 trabajadores y trabajadoras. No es un día más para todos nosotros”, aseguró emocionado uno de los trabajadores cesanteados. La situación durante estos dos años no fue sencilla para los empleados despedidos de Fanazul.

Con el cambio de gobierno, la situación parece empezar a revertirse. Desde antes de asumir, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, viene hablando de la posibilidad de reabrir la fábrica, algo que durante la gestión de Juntos por el Cambio hubiese sido inviable.

fanazul

Si bien hasta el momento no hay nada concreto, parece haber una voluntad que busca dar vuelta la historia de la planta de Fabricaciones Militares. El tiempo, finalmente, dirá cuál es el futuro de los fabriqueros que la vienen peleando desde fines de 2017.




Comentarios