El médico Germán Cardoso está imputado por realizar un aborto a una joven embarazada de 16 semanas, cobrar 30 mil pesos e intentar esconder las pruebas.


Mientras el debate por la despenalización del aborto marcaba la agenda política nacional en julio del año pasado, en Tandil se llevaba adelante un allanamiento en el consultorio del “Doctor Aborto”, cuando estaba realizando un aborto a una joven que tenía un embarazo de 16 semanas.

La justicia resolvió que la joven fuera absuelta por el delito, mientras que el polémico médico Germán Cardoso espera por el juicio en el que se definirá su situación procesal, siendo acusado del delito de “aborto con consentimiento de la mujer en concurso real con sustracción de medios de prueba en grado de tentativa”.

Durante el allanamiento de su consultorio se encontró medicación, dinero, aparatos e instrumental médico que fue secuestrado y peritado para determinar si se utilizaban para efectuar abortos clandestinos.

Por su parte, la joven fue trasladada al Hospital Ramón Santamarina, donde la revisaron y quedó internada. Según el parte médico, estaba estable y lúcida y quedó asentado en el expediente judicial que efectivamente había secuelas de un aborto.

Cardoso quedó imputado por “Aborto consentido”, lo cual contempla una pena de uno a cuatro años y es excarcelable. La acusación a Cardoso señala que previo acuerdo y recibiendo la suma de 30 mil pesos el 3 de julio de 2018, en el interior de su consultorio realizó prácticas abortivas sobre una joven bajo su consentimiento. Una vez notificado de la imputación en su contra, y luego de haberse negado a declarar, el acusado quedó en libertad.

.




Comentarios