Durante el domingo 9 un niño de 9 años sufrió una herida de bala en su cabeza producto de un disparo con un rifle de aire comprimido. Debido a la gravedad de la herida, el menor fue trasladado a la ciudad de Córdoba e internado en el Hospital de Niños.

En primer lugar fue atendido en el Hospital Municipal “Dr. Diego Montoya” de Las Varillas donde los profesionales tomaron la determinacion de su traslado. El disparo habría sido accidental, y el arma la habría estado siendo manipulada por su prima y ocurrió en su vivienda ubicada en un campo a 20 kilómetros al sur de la ciudad.

Según los facultativos el balín habría quedado alojado en el interior de su cabeza y complejidad del lugar donde estaría alojada necesitaba de aparatos de mayor complejidad.