Pablo Santillán tiene 32 años y en la noche del miércoles emocionó a todos en La Voz Argentina. El oriundo de Moreno entonó “Tanto Amor”, de Abel Pintos en la audición a ciegas y llegó a enamorar a la Sole, a Montaner y a sus hijos Mau y Ricky.

//Mirá también: Un correntino con brillo propio en La Voz Argentina

Sin embargo no fue solo su voz hipnótica lo que conmovió al público. Es que cuando los miembros del jurado dieron vuelta sus sillas, descubrieron que Pablo estaba en silla de ruedas.

Al hablar de su vida, Santillán evitó hablar de su condición. “Me dedico a la música hace rato, a pesar de mi situación, traté de seguir adelante y enfocarme en esto que es lo que amo”, dijo.

A través de las redes sociales, Pablo contó sobre su estado de salud. “Tengo fístula dural, es decir que por las venas de la médula pasa más sangre de la que tendría que pasar. Al parecer por un golpe, pero no se sabe cuando”, explayó.

//Mirá también: Enzo Flores, el sanluiseño que representó a la provincia en La Voz Argentina pero no pasó la audición

Además, ahondó en el tema explicando que su mamá falleció durante su nacimiento y su abuela, quien lo crió, le contó el sueño de su madre: quería dedicarse a la música y estudiar guitarra, pero nunca lo puso hacer.

Pablo decidió quedarse en el equipo liderado por Mau y Ricky y prometió dar lo mejor de él para convertirse en el ganador del programa.