Novak Djokovic cumplió con los pronósticos previos a las semifinales y clasificó sin sobresaltos a la gran final del Australian Open, luego de derrotar por 6-3, 6-4 y 6-2 al ruso Aslan Karatsev (114) en un partido que demandó una hora y 53 minutos de juego.

De esta manera Djokovic, actual número 1 del ranking ATP, se instaló en su final número 28 de un Grand Slam, misma cantidad que el español Rafael Nadal y tres menos que el récord que aún ostenta el suizo Roger Federer.

Djokovic, quien jugó ocho finales en Australia y las ganó todas, acabó con las ilusiones de Karatsev, quien protagonizó a los 27 años dos semanas increíbles en Melbourne y eso le reportará un ascenso hasta el puesto 42 del ranking mundial, la mejor ubicación de su carrera.

El serbio, de 33 años y ganador de 17 torneos de Grand Slam (tres menos que los dueños del record, Nadal y Federer) irá por su novena corona en Melbourne Park cuando juegue la final del primer Grand Slam del año ante el vencedor de la eliminatoria que animarán el ruso Daniil Medvedev (4) y el griego Stefanos Tsitsipas (6), quienes se enfrentarán este viernes a las 5.30 (hora de la Argentina).

Naomi Osaka y Jennifer Brady definirán el cuadro femenino

En el cuadro de damas quedaron definidas las dos finalistas que irán en busca del título: la japonesa Naomi Osaka y la estadounidense Jennifer Brady.

Osaka (3), campeona en Australia en 2019 y en las ediciones 2018 y 2020 del US Open, superó en semifinales a la veterana estadounidense Serena Williams (11) por 6-3 y 6-4, mientras que Brady (24) le ganó a la checa Karolina Muchova (27) por 6-4, 3-6 y 6-4.

Williams, de 39 años y ganadora de 23 títulos de Grand Slam (siete en Australia, el último en 2017), perdió en su semifinal número 40 de un grande y se retiró del estadio ovacionada por el público que volvió a presenciar los partidos en el Melbourne Park luego de cinco días a tribunas vacías, debido a que se detectaron casos positivos de coronavirus en la ciudad.

Con información de Télam.