Boca y River continúan igualando sin goles en La Plata por los octavos de final de la Copa Argentina. Con un partido con muy pocas llegadas al arco, las patadas son lo más resonante hasta el momento.

//Mirá también: La violenta arenga de Boca en la previa del Superclásico de la Copa Argentina: “A pisarles la cabeza”

Marcos Rojo le propinó una durísima patada en la espalda a Julián Álvarez mientras estaba la pelota en el aire y solo fue amonestado. El central Xeneize llegó muy tarde a la disputa del balón haciendo una patada “descendente en” plena mitad de cancha.

En la imagen se ve que Rojo baja la pierna al ver que no puede evitar el impacto, pero justamente termina golpeando a su rival, a la altura del número estampado en la camiseta.

A pesar de los reclamos del banco de River, el subcampeón del mundo con la Selección Argentina en el Mundial 2014 continúa en cancha, jugando al límite.

La dura patada de Rojo a Julián Álvarez.Captura TV

Patricio Loustau hizo una seña diciendo que la patada era de arriba hacia abajo, y que por eso no era de expulsión. Sin embargo, todos los jugadores del Millonario le reclamaron por la expulsión del jugador de Boca.

Otra falta sin tarjeta

Marcos Rojo le pegó un manotazo sin pelota a Nicolás De La Cruz pocos minutos después de la patada a Julián Álvarez. Patricio Loustau llamó a ambos para advertirlos, si bien el central del Xeneize ya estaba amonestado.

El golpe no fue advertido por el árbitro pero decidió calmar las aguas entre ambos por el cruce verbal que estaban teniendo. Carlos Zambrano también fue amonestado en la jugada siguiente por un golpe contra Braian Romero.