La región india de Delhi en la que se encuentra la capital comenzará a partir del 14 de junio a relajar las restricciones contra el coronavirus, ante una tendencia descendente de casos en todo el país, aunque las autoridades se preparan para la eventual llegada de una tercera ola de contagios.

//Mirá también: El director de la OMS afirmó que la Sputnik V sigue bajo estudio y que no sabe cuándo será aprobada

El Ministerio de Salud detectó en las últimas 24 horas 120.529 casos de infección por el virus a nivel nacional, casi 12.000 menos que la cifras de ayer, y sumó 3.380 nuevas muertes.

Con estos números, el país, epicentro mundial de la pandemia en la actualidad, alcanzó un total de 28.694.879 positivos y 344.082 fallecidos por coronavirus.

Un médico indio revisa a un hombre que se recuperó del COVID-19 y ahora está infectado con un hongo negro en la sala de mucormicosis de un hospital gubernamental en Hyderabad, India, el jueves 20 de mayo de 2021.AP

El ministro principal de la provincia de Delhi, Arvind Kejriwal, indicó que relajarán algunas de las restricciones impuestas hace más de un mes con el objetivo de aliviar la presión sobre los servicios sanitarios.

En paralelo, anunció la creación de un grupo de trabajo para rastrear una posible tercera ola de coronavirus, y resaltó el aumento de camas de terapia intensiva y de suministros de medicamentos conseguidos en este lapso.

“Nos estamos preparando para la tercera ola, teniendo en cuenta que podríamos encontrarnos con hasta 37.000 casos al día en su punto máximo”, declaró el funcionario en comentarios reproducidos por la cadena NDTV.

//Mirá también: Reino Unido aprobó el uso de la de vacuna de Pfizer para adolescentes de entre 12 y 15 años

Asimismo, se pondrán en marcha dos instalaciones de rastreo del genoma en Delhi para detectar activamente las cepas del virus que ingresan a la ciudad, informó la agencia de noticias Europa Press.

De igual modo, el Gobierno local también aumentará la cantidad de oxígeno disponible hasta las 420 toneladas para abordar otra posible escasez y se establecerá 64 plantas de oxígeno medicinal que deberían estar operativas en unos dos meses, anunció el ministro.