El destacado científico nuclear iraní Mohsen Fajrizadeh-Mahabadi fue asesinado este viernes en un ataque perpetrado por “terroristas armados” en la localidad de Absard, en la provincia de Teherán, según el Ministerio de Defensa y el ministro de Asuntos Exteriores, Mohammad Javad Zarif, apuntó contra Israel.

Fajrizadeh-Mahabadi era el jefe de la sección de investigación e innovación del ministerio de Defensa. El ataque en el que resultó herido de gravedad incluyó al menos una explosión y un tiroteo con su equipo de seguridad, y murió en el hospital al que fue trasladado. “Desafortunadamente, el equipo médico no logró revivirlo, y hace unos minutos, este gerente y científico, después de años de esfuerzo y lucha, logró un alto grado de martirio”, indicó el comunicado de las autoridades iraníes.

Asesinan a Mohsen FakhrizadehReuter

Fajrizadeh-Mahabadi, que fue también oficial de la Guardia Revolucionaria iraní, apareció en el pasado en las resoluciones de sanciones de la ONU debido a su trabajo en el supuesto desarrollo de armas nucleares en Irán. El cientifico fue identificado en 2018 por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, como el director del proyecto de armas nucleares de Irán, indicó el diario The Guardian“Recuerden ese nombre, Fajrizadeh”, dijo entonces Netanyahu.

El primer israelí acusó entonces a Irán de ocultar y expandir su conocimiento sobre armas nucleares, después de que los servicios secretos israelíes obtuvieran archivos secretos.

Asesinan a Mohsen FakhrizadehReuter

El asesinato de Fajrizadeh tuvo lugar en medio de los supuestos preparativos para la ejecución en Irán del académico Ahmadreza Djalali, condenado hace tres años por presunto espionaje y por proporcionar información sobre científicos nucleares iraníes al Mossad.

La Fiscalía considera que Djalali dio al Mossad información de 30 científicos nucleares y militares, entre ellos Masud Alí Mohamadi, que murió en 2010 por la explosión de una bomba pegada a su moto. Las autoridades también lo vinculan con el asesinato del ingeniero Mayid Shahriari, fallecido en otro ataque con bomba ese mismo año.

Las repercusiones

El canciller iraní, Javad Zarif, aseguró en un tuit que hay “serios indicios del papel de Israel” en el asesinato. “Terroristas asesinaron a un eminente científico iraní hoy (viernes). Esta cobardía --con serios indicios del papel israelí-- muestra un belicismo desesperado de los perpetradores”, escribió Zarif. En el pasado, las autoridades iraníes acusaron a Israel de estar detrás de la muerte de varios científicos vinculados a su programa nuclear.

Terrorists murdered an eminent Iranian scientist today. This cowardice—with serious indications of Israeli role—shows desperate warmongering of perpetrators

Iran calls on int'l community—and especially EU—to end their shameful double standards & condemn this act of state terror.

— Javad Zarif (@JZarif) November 27, 2020

Un asesor del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, prometió que el país tomaría represalias por el asesinato de Fajrizadeh, que también atribuyó a Israel con el beneplácito de la administración de Donald Trump. “En los últimos días de la vida política de su arriesgado aliado, los sionistas buscan intensificar y aumentar la presión sobre Irán para librar una guerra en toda regla(...). Atacaremos como un trueno a los asesinos de este mártir oprimido y haremos que se arrepientan de su acción”, tuiteó.

إِنَا لِلّهِ وَإِنَا إِلَيْه رَاجِعُون
صهیونیست‌ها در واپسین روزهای عمر سیاسی متحد قماربازشان در پی تشدید و افزایش فشار بر ایران برای ایجاد یک جنگ تمام‌عیار هستند.
شب دراز است و قلندر بیدار! همچون صاعقه بر سر قاتلان این شهید مظلوم فرود خواهیم آمد و از کرده خود پشیمان‌شان می‌کنیم!

— Hossein Dehghan (@DehghanMedia) November 27, 2020