En nombre del Gobierno argentino, el embajador ante organismos internacionales pidió al mandatario venezolano Nicolás Maduro que se cumpla en el país con los reclamos del informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet.

Federico Villegas Beltrán pidió también por la instalación en el “terreno” venezolano de oficinas de la ONU que monitoreen la situación, como pidió la expresidenta chilena, quien visitó el país el año pasado, y denunció numerosas violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad de Maduro.

Villegas Beltrán, que se desempeña en Ginebra como representante argentino ante organismos internacionales, pidió al régimen de Maduro “poner fin a los ataques en contra de las ONG, defensores de derechos humanos y periodistas”, publicó Clarín.

El embajador agradeció el trabajo de Bachelet y destacó que el Gobierno argentino expresaba su “preocupación por la situación de los derechos humanos” en Venezuela, y por la “crisis política, económica y humanitaria que padece” el país.

Esta crisis se vio agravada —indicó Villegas Beltrán— por el “incremento de las sanciones económicas y financieras y por la pandemia del COVID-19”, lo que fue reconocido por la propia Alta Comisionada en sus informes.