Se trata del hombre que destapó la más grande investigación por presuntos hechos de corrupción en la historia del país. Volvió a presentarse en Tribunales.


Para sorpresa de muchos, el remisero Oscar Centeno acercó un escrito de diez páginas al juez Claudio Bonadio. Centeno es el chofer que se atribuye la autoría de los cuadernos que dieron inicio, en agosto del año pasado, a una causa judicial que tiene como principal imputada a Cristina Fernández como presunta cabeza de una “asociación ilícita” sospechada de recaudar dinero ilegal entre empresarios contratistas del Estado. En esos cuadernos, Centeno escribió sobre las rondas recaudatorias que habría hecho por orden de su jefe, Roberto Baratta, exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal.

En el nuevo escrito, Centeno cuenta cómo se vinculó a Baratta en 2004 y negó haber integrado la presunta asociación ilícita denunciada por Bonadio. El chofer es uno de los arrepentidos con que cuenta la causa, figura que habilitó que el juez decidiera su excarcelación.

Cristina Kirchner en Comodoro Py (Foto: Archivo)

El chofer, en este nuevo escrito, incluyó, entre otros detalles, un comentario que Baratta le habría hecho al expresidente Néstor Kirchner, usando una jerga particular para hablar del dinero recaudado: “De parte de Pescarmona, 173 litros EE.UU., de transporte, 650 litros EE.UU y de Atucha, 165 litros Europa”, escribió Centeno que le escuchó decir a Baratta, en una charla con Kirchner.

“Me siento orgulloso de haber enfrentado el riesgo de seguir escribiendo hasta el final de la gestión kirchnerista, y que los cuadernos hayan sido de utilidad para el esclarecimiento de los hechos que se investigan en la presente causa de corrupción más grande de los últimos tiempos”, dijo Centeno en este nuevo escrito, en el que también afirma haber sido maltratado por Baratta.

La llamada “Causa de los cuadernos” ha visto cómo desde febrero pasado la situación del fiscal federal Carlos Stornelli quedó complicada a partir de la investigación del “caso D’Alessio”. El fiscal Stornelli se viene negando a acatar el llamado a indagatoria hecho por el juez federal Alejo Ramos Padilla.

Roberto Baratta (Foto: web)

La debilitación de la figura de Stornelli motivó que el fiscal ante la Cámara Federal porteña, Germán Moldes, pidiera al Procurador General de la Nación (interino) Eduardo Casal apoyo para la investigación en la “Causa de los cuadernos”.

Así fue que el lunes trascendió la decisión del procurador Casal de designar a la fiscal Fabiana León, para que se sume a la tarea que Stornelli y Carlos Rívolo vienen cumpliendo en la “causa de los cuadernos”. Examiga del fiscal Alberto Nisman, de quien sigue sosteniendo que fue asesinado, León, entre otros casos, en su rol de fiscal pidió que Domingo Cavallo sea declarado culplable en la causa del “megacanje de la deuda externa”, proceso judicial del que el exministro resultó absuelto.

Por la corresponsalía Buenos Aires





Comentarios