La diva aprovechó el comienzo de su programa para rendirle tributo a Daniel Tinayre, a 20 años de su fallecimiento.


La muerte de un hijo es una de las situaciones más difíciles que una persona puede llegar a vivir, y de las más difíciles de superar. Por eso, cada vez que Mirtha Legrand habla de su hijo, Daniel Tinayre, sus ojos se llenan de lágrimas.

Durante el comienzo de su programa este sábado por la noche, la conductora recordó con un emotivo mensaje a su primogénito, a 20 años de su fallecimiento.

Hoy, 20 de abril, se cumplen 20 años de la muerte de un ser maravilloso, mi hijo, Daniel Tinayre“, afirmó pocos minutos después de salir al aire. “Donde quiera que estés, estás en el Cielo, mi emocionado recuerdo y mi amor de siempre”, continuó la diva, y agregó: “Qué rico que era, precioso, muy buen mozo. Tenía una sonrisa tan linda, contagiosa, nos hacía reír”.

El recuerdo de su hijo siempre está presente en Mirtha. “Era la persona más buena que conocí en mi vida, la más bondadosa. Falleció en mi casa. Yo le leía libros cuando estaba en la cama. Me ponía una bata, me ponía al lado de él, y le leía, y él me miraba”, señaló.

Esta no es la primera vez que la reina de los almuerzos televisivos habla de su hijo. Al ser entrevistada por Mariana Fabbiani en marzo del año pasado, reveló lo duro que fue para ella la muerte de Daniel. “Lloro mucho, soy llorona. Los recuerdos me hacen llorar, pensar que por esa puerta no va a entrar Daniel, no va a entrar mi hijo…”, relató en aquel entonces. “Lo de mi hijo es terrible. La risa de Dani no la olvidaré jamás. A veces voy por la calle y veo a alguien que se le parece y lo sigo”, dijo.

Daniel Tinayre hijo falleció en 1999 cuando tenía 50 años, luego de luchar sin éxito contra un cáncer de páncreas. Pese a la exposición de su familia, poco se conoce de su vida privada. Se sabe que, al momento de su muerte, trabajaba en una veterinaria ubicada en la calle Thames, en el barrio porteño de Palermo.





Comentarios