Desde las 15, el plenario de comisiones de Legislación Penal y Deportes volverá a reunirse en la Cámara de Diputados, donde recibirán a dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para tratar el proyecto de ley contra los barrabravas.

El presidente de la AFA, Claudio "Chiqui" Tapia, fue convocado pero no irá y, en su lugar, estará el prosecretario de la entidad, Marcelo Achile, y el asesor legal Andrés Urich.

También se estima que asistirán a la reunión el director nacional de Seguridad en Espectáculos Deportivos, Guillermo Madero; el presidente de la Superliga, Mariano Elizondo; el titular de futbolistas agremiados, Sergio Marchi, y Sergio Zoratti en representación de la Asociación Argentina de Árbitros.

De esta manera, se suma una nuevo episodio en el tratamiento de este proyecto que aún no consigue un acuerdo mayoritario.

La semana pasada, el proyecto que busca erradicar la violencia en el fútbol no pudo avanzar. debido a diferencias en varios artículos relacionados con la reventa de entradas falsas, la tenencia de armas, las avalanchas en las tribunas y la incompatibilidad de los dirigentes del fútbol para ejercer la función pública.

Esta ley propone penas para los dirigentes que provean entradas a los barras y duras sanciones para aquellos que porten armas o generen disturbios en espectáculos deportivos. Además, busca limitar el trabajo de los "trapitos".

Se prevé que habrá una segunda reunión informativa al respecto, aunque todavía no hay una fecha establecida.