El actor denunciado por violación fue captado en una imagen junto a su mujer María Leone.


Ya pasaron tres meses desde que Juan Darthés, acorralado por la presión mediática tras la denuncia de violación que hizo contra él la actriz Thelma Fardín, viajó de madrugada y desde Rosario a Brasil, país del que es ciudadano, y no volvió a pisar suelo argentino.

A pesar de que tenía un pasaje de regreso para el 20 de enero, el actor se quedó en el país vecino. La revista Noticias lo encontró los primeros días de enero en el Hotel Transamerica Prime International Plaza en San Pablo, y desde entonces no se supo más de él ni de su vida en familia.

Juan Darthés y María Leone en su supermercado de San Pablo (Web)

Ahora, Perfil publicó una nueva foto del actor: se lo ve con la barba crecida y el pelo más largo, entre las góndolas de un supermercado de San Pablo y junto a su mujer, María Leone.

Recientemente su hermano, Oscar Pacífico, fue abordado por un cronista y dijo: “Está mal. Es muy complicado. Nos sentimos muy mal, estamos muy angustiados todos. El núcleo familiar está bien. Pero nosotros, mal”. Los allegados al actor coinciden en que pasó el primer tiempo tras la denuncia con una depresión importante.

Mientras tanto, en Nicaragua, la causa avanza lento. “Está en proceso de investigación”, dijo a Perfil Eylyn Margarita Cruz Rojas, la abogada de Fardín en Panamá. “No hemos recibido ningún tipo de notificación nueva”, agregó.

Sabrina Cartabia, abogada de Fardin en Argentina (Web)

Su par en Argentina, Por su parte Sabrina Cartabia, contó que a fines de febrero se presentaron todas las pruebas ante la fiscalía de Nicaragua. “Estamos haciendo todo lo posible para que la investigación continúe (…) Los procesos tienen sus tiempos, estamos esperando que avancen y si los tiempos dejan de ser razonables actuaremos en marzo”.

A su vez, la propia Thelma Fardin se quejó del proceso: “No hay ningún tipo de avance. El país en el que me toca hacer la denuncia está en una situación muy compleja y es muy difícil que avance. Desde la parte diplomática se ha intentado tender puentes para que se avance, pero no han levantado ningún tipo de prueba, más allá de las pericias a las que yo me tuve que someter, en diciembre, cuando fui a hacer la denuncia a Nicaragua”, dijo en el programa radial Agarrate Catalina.

“Me parece que es poco lo que puede hacer la Justicia, pero trato de aferrarme al cariño que recibo en la calle, me encantaría que puedan plasmar eso. Es más fácil pensar que vivimos en una sociedad con mujeres que mienten que con monstruos. La impunidad hace creer que estamos diciendo algo que no es cierto”, agregó.






Comentarios