La mamá de Marita Verón debe presentarse a declarar por los más de $5 millones que recibió durante el kirchnerismo.


El juez tucumano Daniel Bejas ordenó a la policía que dé con el paradero de Susana Trimarco, quien debe dar explicaciones sobre el destino de más de 5 millones de pesos que recibió durante el kirchnerismo. Además, el juez le prohibió salir del país hasta que se presente.

El pedido de Bejas, titular del Juzgado Federal N°1 de Tucumán, es a raíz de que sus intentos por constatar el domicilio real de Trimarco, quien estaría viviendo en Córdoba, fallaron.

Ante este panorama, el juez le pidió a la Policía que encuentre el domicilio de la madre de Marita Verón, para poder notificarle que debe presentarse a declaración indagatoria en su carácter de presidenta de la Fundación María de Los Ángeles, a través de la cual en 2015 recibió $5,6 millones (US$ 418.000), cuyo destino es incierto.

El fiscal general Gustavo Gómez fue el primero en pedir que la Policía averigüe el paradero de Trimarco. La solicitud fue desestimada por el propio Bejas, que al mismo tiempo intimó sin éxito a Betina Laguna, abogada de la Fundación, para que brinde esa información. Por otro lado, el domicilio que brindó la Justicia electoral resultó ser una casa que está abandonada y próxima a ser demolida.

Los fondos bajo sospecha eran parte de un anticipo y se transfirieron a fines de la gestión kirchnerista a través del ministerio de Planificación Federal, cuyo titular era Julio de Vido.

Fue luego de un acuerdo firmado en noviembre de 2015, en el que el Gobierno se comprometió a transferir 22,5 millones de pesos (en ese momento, 1,7 millones de dólares) para que la Fundación hiciera trabajos en ex Hospital Militar de San Miguel de Tucumán y remodelara un jardín de infantes. Según el fiscal Carlos Brito, esas obras no se hicieron y el dinero tampoco fue devuelto.






Comentarios