A meses del inicio formal de la campaña presidencial, los organizadores adelantaron que sólo dos gobernadores asistirían.


El Partido Justicialista (PJ) intentará dar una muestra de unidad de diferentes sectores del peronismo y avanzar en el armado de un frente nacional opositor para derrotar a Cambiemos en las elecciones de octubre, pero las ausencias anticipadas marcan un complicado camino hacia ese objetivo.

Al igual que ocurrió en el congreso realizado en mayo del año pasado, el microestadio del club porteño Ferrocarril Oeste será testigo de las internas de los gobernadores peronistas con el kirchnerismo en sus provincias, sobre todo por sus diferencias con la conducción política de la expresidenta Cristina Kirchner, lo que generó la creación de Alternativa Federal.

Con ese contexto de internas, a meses del inicio formal de la campaña presidencial, los organizadores del congreso partidario adelantaron que sólo dos gobernadores asistirían, Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Gildo Insfrán (Formosa), quien además es el titular del órgano parlamentario del partido.

En ese sentido, la mayoría de los gobernadores peronistas no asistirán ni mandarán a sus congresales, como sí había ocurrido en el congreso de 2015, en Parque Norte, donde el entonces candidato a presidente por el Frente de la Victoria, Daniel Scioli, era respaldo por los mismos mandatarios, como Juan Manuel Urtubey (Salta) o el senador Miguel Pichetto, quienes ahora no irán al encuentro.

Otros que brillarán por su ausencia serán el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, y sus pares Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Manzur (Tucumán), entre otros.

Sin embargo, esas provincias -al igual que en las que gobierna el oficialismo- tendrá varios congresales, como el caso de Salta con los afines al Oso Leavy, lo que se repetirá en Chaco con los militantes que responden al ex jefe de Gabinete Jorge Capitanich.

El mismo caso ocurrirá con la provincia de Tucumán, porque asistirán los congresales que responden al ex gobernador José Alperovich, pero no los de Manzur.

Por eso, el quórum sería garantizado por la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, Entre Ríos y Mendoza, según deslizaron los organizadores, que remarcaron que en este encuentro tampoco participará ningún dirigente del Frente Renovador de Sergio Massa.

En lo formal, el partido quedará habilitado para hacer alianzas electorales y conformar frentes con otros partidos.

En tanto, desde la mesa de conducción del PJ, presidido por el diputado José Luis Gioja, impulsan en el congreso partidario un espíritu de unidad a nivel nacional basado en lo conseguido en otros distritos, como La Pampa, Neuquén y Entre Ríos.

Así las cosas, la foto política del PJ mostrará una imagen repetida, porque no hubo muchos reingresos y las caras empiezan a ser siempre las mismas.






Comentarios