Definirán esta semana si inician el ciclo lectivo previsto para el próximo miércoles 6 de marzo.


Los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires rechazaron este miércoles una nueva oferta de aumento salarial que presentó el gobierno de María Eugenia Vidal y definirán entre ste jueves y el viernes si inician el ciclo lectivo previsto para el próximo miércoles 6 de marzo.

La propuesta presentada por el gobierno, en la reunión paritaria realizada en la sede del Ministerio de Economía en La Plata, consistió en un aumento de los salarios 2019 en base al índice de inflación y agregar un 5% adicional en diciembre.

También contemplaba el aumento en el salario inicial del maestro de grado que recién se inicia y la posibilidad de compensar a aquellos docentes que se encuentren con ingresos familiares por debajo de la línea de pobreza.

El ministro de Economía, Hernán Lacunza, explicó que “para garantizar el ciclo lectivo hoy incorporamos tres elementos que compensan el requerimiento gremial de la presunta erosión del salario del 2018”.

Allí enumeró que la oferta “garantiza un mínimo en el cargo inicial que era de 16.710 pesos y proponemos llevarlo a 20.750, lo que implica un aumento de casi 3500 pesos parajornada simple y de 7.000 para jornada completa”.

También propusimos que “además de la inflación que se registre en el 2019, agregar 5 puntos adicionales a fin de año para que haya un incremento en el poder adquisitivo de todos los docentes”.

“Entendemos que la propuesta es muy razonable y que la Provincia hace un esfuerzo muy significativo para que todos nos comprometamos a garantizar el ciclo escolar, que es lo más importante para toda la comunidad educativa”, precisó y detalló que la propuesta “concentra el mayor esfuerzo en los más vulnerables que son los de menores ingresos” y la calificó como “la más equitativa y progresista que podemos hacer con los recursos disponibles”.

Los gremios docentes rechazaron esa propuesta por entender que no representa un aumento real para “todos los docentes” ni una verdadera recomposición de la pérdida del poder adquisitivo del salario docente durante el 2018.

La jefa de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini, afirmó que la nueva oferta salarial “es inaceptable y fue rechazada categóricamente ya que no da respuestas al reclamo docente y además hay parte que no llega a los jubilados”.

“Son cifras nominales, de bolsillo que no cubren ni quiera una parte de las facturas de servicios que nos llegan y una parte no llega a los jubilados”, aseguró.

Adelantó que “el viernes próximo tendremos un congreso y allí los docentes decidirán si empiezan las clases” y destacó que “la preocupación no debe ser el inicio, sino todos los días”.

Por su parte, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, expresó que “no hay propuesta de aumento salarial, no compensamos la pérdida de 2018 y con suerte durante el 2019 salimos empatados con la inflación”.

“Las cifras no nos convencen y no aceptamos la pérdida de poder adquisitivo del año pasado”, remarcó Baradel, quien explicó que la discusión paritaria con el gobierno bonaerense incluye “infraestructura, ya que necesitamos que el gobierno invierta para tener escuelas seguras”.

El secretario de Udocba, Miguel Díaz, remarcó que “el año pasado tuvimos un aumento del 32 por ciento con una inflación del 47,6, es decir perdimos 15,6 puntos, y esos es comprobable, es algo científico”.

“Queríamos que el gobierno se sensibilice y nos devuelva lo que perdimos y nada; ofrecen un aumento sólo a los que están por debajo de la línea de salarios, los compañeros que recién empiezan, que tendrán un aumento real de 1.700 pesos; los que ganan 20 mil pesos van a ganar 600 pesos más; el que gana 30 mil, 900 pesos”, detalló.






Comentarios