"No quería llorar, pero estoy un poco cansado", aseguró el actor.


Federico Bal parece tener una temporada complicada. Es que el actor fue blanco de varias críticas y se vio afectado seriamente por los abucheos que recibió en la entrega de los premios Estrella de Mar, al punto tal que se quebró en una entrevista con “Intrusos”.

“Me abuchean, todo el verano recibí bastantes ofensas de mucha gente… Cuando subo a un escenario se me van todos los males. Este es mi lugar de paz y de amor”, dijo el hijo de Carmen Barbieri entre lágrimas.

“No quería llorar, pero estoy un poco cansado”, agregó dolido. Y completó: “Podés decir que estoy agrandado, que soy altanero, lo que quieras. Me pasa por al lado”.






Comentarios