Es por la Ley de Movilidad. Serán del 11,8 y 10,8%. También alcanzarán a las asignaciones familiares y pensiones no contributivas.


A partir de marzo, los 17,8 millones de jubilados, pensionados y beneficiarios de la Seguridad Social cobrarán sus haberes con un aumento del 11,83%. Además, en junio recibirán otro incremento del 10,8%.

Este nuevo dato del 10,8% surge tras la difusión oficial de la evolución de los salarios formales a diciembre pasado, según el indice Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). Y ya era conocida la inflación de octubre, noviembre y diciembre de 2018.

En el cuarto trimestre, la inflación sumó 11,6% y ahora se conoce que el índice salarial RIPTE fue del 8,9%. Así, los jubilados recibirán 2,7 puntos menos que la inflación del cuarto trimestre del año pasado.

Con estos aumentos, el haber mínimo de $9.309,10, ascenderá en marzo a $ 10.410 y en junio a $11.534. Se estima que la suma de ambos incrementos será mayor a la inflación del primer semestre, de modo que los jubilados y demás beneficiarios recuperarían parte de la pérdida del año pasado.






Comentarios