El mediocampista tuvo un gesto incomprensible con el entrenador mientras le daba indicaciones.


Racing caía 2-0 en el Monumental y el entrenador Coudet pensó en Ricardo Centurión para intentar remontar el marcador. Cuando faltaban 23 minutos para que finalice el encuentro el “Chacho” llamó a “Ricky” para que ingresara.

Pero ocurrió una “inadmisible” situación según el comentarista del partido. Porque mientras el entrenador le daba indicaciones al exjugador de Boca sucedió algo muy curioso: el mediocampista se quitó de encima con un manotazo al entrenador, mientras algo se decían mutuamente.

Fue segundos antes de que se produjera la modificación. Centurión tuvo la ilusión hasta último momento de ser titular en este partido crucial por el camponato.

El entrenador habló luego del encuentro y manfiestó: “No analizo jugadores individualmente, sino que analizamos el trabajo del grupo y el juego de conjunto. Centurión es un gran jugador y está disposición del cuerpo técnico como todos los que trabajaron durante la semana”, intentando quitarle dramatismo a la situación.

Racing dio un paso en falso en un partido clave en su camino al título: cayó por 2 a 0 ante River, que si bien mantiene escasas chances para sumarse a la lucha por ser campeón, logró arruinarle la buena racha al líder de la Superliga.






Comentarios