El organismo británico lo informó a través de un comunicado después de confirmar la recuperación del cuerpo hallado en el avión.


Pese a que el objetivo de la Agencia Británica de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) era rescatar tanto el cuerpo como el avión, este miércoles el organismo británico informó que las malas condiciones climáticas impiden que esto suceda y dio por terminados los trabajos.

El barco Ocean III, que estaba desde el domingo en el punto exacto donde fue hallado el Piper PA-46 Malibutrabajó con un submarino controlado a distancia y, después de dos intentos fallidos, pudo reflorar el cuerpo.

El buque arribó al puerto de Portland en donde entregó el cadáver a un forense para que le realice la autopsia que va a determinar si se trata de Emiliano Sala o del piloto David Ibbotson.

Pero, pese a esta buena noticia, la AAIB finalizó la “operación de recuperación”. A través de un cominicado el organismo británico explicó que “desafortunadamente, los intentos de recuperar los restos de la aeronave no tuvieron éxito antes de que las malas condiciones meteorológicas obligaran a detener las operaciones”. En esta línea, informó que el pronóstico del tiempo para el futuro previsible es deficiente y que por eso “se tomó la difícil decisión de finalizar”.

Sin embargo, la agencia reveló que el vehículo operado a distancia (ROV) pudo tomar suficientes imágenes como para ayudar a los peritos a que determinen la causa del accidente.

El comunicado completo de la AAIB

Tras un extenso examen visual del lugar del accidente utilizando el vehículo operado a distancia (ROV), se decidió intentar operaciones de recuperación.

En condiciones difíciles, la AAIB y sus contratistas especializados recuperaron con éxito el cuerpo visto anteriormente en medio de los restos. La operación se llevó a cabo de la forma más digna posible y se informó a las familias sobre el progreso.

Desafortunadamente, los intentos de recuperar los restos de la aeronave no tuvieron éxito antes de que las malas condiciones meteorológicas obligaran a detener las operaciones. El pronóstico del tiempo para el futuro previsible es deficiente y, por lo tanto, se tomó la difícil decisión de finalizar la operación. El cuerpo está siendo llevado a Portland para ser pasado al cuidado del forense de Dorset.

Aunque no fue posible recuperar la aeronave, se espera que el extenso registro de video capturado por el ROV (submarino controlado a distancia) proporcione evidencia valiosa para nuestra investigación de seguridad.

Esperamos que nuestra próxima actualización sea un informe provisional, que pretendemos publicar dentro del mes siguiente a la fecha en que ocurrió el accidente.






Comentarios