Los investigadores sacarán el Piper Malibu si consideran que es útil para la investigación. De no ser así, la familia y las otras partes interesadas deberán hacerse cargo.


El rescate de los restos del avión en el que viajaba Emiliano Sala, que fue encontrado en el fondo del Canal de la Mancha, despierta incertidumbre en torno a quién lo pagará y cómo se financiará, teniendo en cuenta que se trata de una operación costosa.

El avión está a 63 metros de profundidad y uno de los cuerpos ya fue encontrado en el interior del aparato -aún no se determinó si es el del piloto británico o el de Sala-.

Localización de la zona donde se encuentran los restos del avión de Emiliano Sala a 67 m de profundidad. (AFP).

En el caso que consideren necesario subir el avión a la superficie, deben utilizarse barcos especiales que cuenten con fajas sintéticas y grúas elevadoras, aunque existe el riesgo de que se desarme. Analizar el avión le permitiría a los investigadores demostrar su aceleración, ratificar si funcionaba su sistema antihielo, si había balsa, entre otros elementos que pueden contribuir a la causa.

El avión en el que viajaba Emiliano Sala. (Reuter).

En relación a los cuerpos, pese a las condiciones climáticas adversas de la zona del Canal de la Mancha, los cuerpos pueden ser recuperados por buzos profesionales.

Pero si los investigadores no consideran de utilidad rescatar los restos del avión, surgió la posibilidad de contar con la póliza de seguro que tendría el Cardiff para este tipo de casos. La cifra cercana a los 21 millones de euros, destinada a la protección por accidente personal para sus jugadores, podría ser utilizada por la familia de Emiliano Sala.

Dicha póliza de protección accidental personal estaría a cargo de las aseguradoras Lloyd’s y China Re Syndicate 2088, según la revista Insurance Insider.

Es que Sala habría sido sumado a la lista de jugadores asegurados, cuando firmó el contrato el 19 de enero; de hecho, su transferencia ya se había registrado en la Football Association de Inglaterra y en la FIFA. Por su parte, el avión Piper Malibu también estaba asegurado en el mercado londinense.

El barco Geo Ocean III, rentado por la agencia británica de investigación de accidentes aéreos (AAIB), termina este martes oficialmente su misión en el Canal de la Mancha.

En definitiva es la AAIB, en conjunto con las familias de Sala y del piloto y con los clubes y las compañías de seguros, la que definirá si se procede con el rescate y queda a su cargo al considerarlo necesario para el devenir de la investigación o si será financiado por otra de las partes interesadas.






Comentarios