El "Cazador de naufragios", tal cual él mismo se apoda, suma importantes hallazgos a lo largo de su extensa trayectoria buceando bajo las profundidades marinas. 


Gracias al solidario aporte económico de distintos futbolistas, amigos y allegados, la familia de Emiliano Sala pudo contratar a la empresa Blue Water Recoveries dirigida por David Mearns, el experto oceanógrafo estadounidense que, junto a su equipo, encontró este domingo la avioneta en la que viajaba el futbolista argentino rumbo a Cardiff, Gales. 

En la biografía de su cuenta de Twitter, Mearns acredita los misterios más grandes que resolvió bajo las profunidades marinas: los hallazgos de los barcos AHS Centaur, Kormoran, MV Lucona y MV Derbyshire, son solo algunos de ellos.

David Mearns, el oceanógrafo británico que halló la avioneta donde viajaba Emiliano Sala.

Y este domingo el “Cazador de naufragios”, tal cual él mismo se hace llamar, sumó otro gran logro a su prestigiosa carrera con el hallazgo de la aeronave que era comandada por David Ibbotson y que transportaba a Sala. 

Mearns, de 61 años, nació en New Jersey (Estados Unidos) pero desde hace varios años que se encuentra radicado en el Reino Unido. Es reconocido a nivel mundial por haberse especializado en búsquedas de extrema profundidad y operaciones de rescate.

David Mearns, el oceanógrafo británico que halló la avioneta donde viajaba Emiliano Sala.

En 2001, por ejemplo, el equipo dirigido por Mearns halló el HMS Hood, un buque de guerra británico que había sido hundido por los alemanes en 1941, causando la muerte de 1.415 hombres a bordo. El navío estaba en una zona del mar entre las costas de Groenlandia y las de Islandia.

Asimismo, fue protagonista del rescate de otras embarcaciones perdidas como el HMAS Sydney (hundida en 1941) y el Esmeralda, un navío que perteneció a la flota de Vasco da Gama y del cual nada se sabía desde el año 1503. También logró localizar el SS Río Grande, el naufragio encontrado a mayor profundidad en toda la historia.

David Mearns, el oceanógrafo británico que halló la avioneta donde viajaba Emiliano Sala.

“Está roto pero la mayor parte está ahí”, afirmó un sorprendido Mearns, en diálogo con radio BBC, tras la recuperación de la aeronave en la que volaba el argentino Sala. 

A bordo de su barco Morven, el norteamericano Mearns sumó otro capítulo a su enorme trayectoria como oceanógrafo pero también fue el encargado de confirmar la lamentable noticia sobre las muertes de Sala y el piloto Ibbotson. 






Comentarios