El diario sensacionalista The Sun reveló que David Ibbotson protagonizó un choque años atrás, cuando tuvo problemas para bajar su tren de aterrizaje.


A poco de que comience la búsqueda submarina, tanto la privada como la pública que reanudó el Reino Unido tras el hallazgo de dos asientos de avión en las costas francesas, el diario sensacionalista The Sun asegura este jueves que David Ibbotson, piloto que trasladaba a Emiliano Sala rumbo a Cardiff, ya registraba un accidente aéreo.

Según el periódico británico, Ibbotson tuvo un accidente en 1995 con un Piper Cherokee, habitual avión de entrenamiento, al no poder bajar el tren de aterrizaje. Afortunadamente, el episodio no registró víctimas fatales.

El Piper Cherokee que habría chocado en 1995 David Ibbotson, piloto que comandaba la avioneta donde viajaba Emiliano Sala.

Si bien el citado medio afirma que el nombre de Ibbotson no figura en el registro del Departamento de Accidentes Aéreos de Gran Bretaña (AAIB, por sus siglas en inglés), asegura que se trataba de la misma persona que volaba el avión en el que viajaba Emiliano Sala.

“Siempre pensé que era mejor plomero que piloto”, dijo días atrás un amigo de Ibbotson en diálogo con el mismo The Sun, motivo por el cual no extrañaría que haya protagonizado un hecho como el revelado en las últimas horas. 

REUTERS/Stephane Mahe

Ibbotson, de 59 años, auspició su negocio de tuberías y gas y solciitó a sus amigos y contactos de las redes sociales que buscaran en su sitio web para aumentar su calificación de Google antes de la desaparición de la avioneta. Además, estaba sujeto a cuatro fallos pendientes de una Corte en el momento del accidente.

Según el citado medio, Ibbotson también realizaba trabajos de vuelo part time, después de registrar miles de horas en viajes menos exigentes para transportar paracaidistas a distintos sitios de salto. Al respecto, uno de sus conocidos aseguró: “Nunca lo consideramos realmente un piloto. Era sólo el hombre en los controles cuando los paracaidistas subían”.

Por otra parte, este jueves se prendieron las luces de alerta de las autoridades a cargo de la búsqueda de la avioneta donde viajaban Sala e Ibbotson a raíz de la aparición de restos metálicos en las costas de Rotterdam, Holanda. Sin embago, tiempo después del hallazgo desmintieron que esos objetos pertenezcan a la aeronave buscada






Comentarios