Al menos tres millones de personas han dejado el país por la crisis política y económica que atraviesa.


El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) solicitó a la comunidad internacional 70 millones de dólares para asistir en 2019 a los niños afectados por la crisis venezolana dentro del país y en otras naciones de la región donde se encuentran como migrantes y refugiados.

La cifra pertenece a un llamamiento global de 3.900 millones de dólares para ayudar a menores víctimas de conflictos en todo el mundo este año, y constituye gran parte de la partida que busca dirigir a Latinoamérica, de 109 millones de dólares.

“Estamos muy preocupados por la situación de los niños en Venezuela y pedimos a todos que protejan a niños y adolescentes en este momento”, señaló en la presentación del llamamiento el director de Programas de Emergencia de Unicef, Manuel Fontaine.

“También trabajamos en países vecinos como Colombia, Brasil y Ecuador, para ayudar a las comunidades de migrantes y refugiados venezolanos en la recepción de familias y niños que cruzan la frontera“, destacó el responsable de Unicef.

Al menos tres millones de personas han dejado el país por la crisis política y económica que atraviesa.

Las necesidades de Unicef en Latinoamérica para 2019 casi triplican las del pasado año, cuando solicitó 37,4 millones de dólares para sus programas de ayuda pero sólo recaudó 24,9 millones. 






Comentarios