En Córdoba el diputado nacional Héctor Baldassi bajó su precandidatura y se alineójunto a Luis Juez.


Dentro del PRO persiste el convencimiento de que las disputas internas en Cambiemos para definir los candidatos en los distintos distritos, “solo traen debilidad y pueden generar daños políticos complicados de reparar”, según confió a VíaPaís un alto dirigente macrista. El mismo dirigente comentó que la reunión de la llamada “mesa chica” del PRO, ayer no pudo reunirse por estar de vacaciones una de las patas claves, el jefe de gabinete Marcos Peña.

En ese ámbito de discusión, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, el ministro Rogelio Frigerio, y el senador nacional y presidente del PRO, Humberto Schiavoni, se iba a abordar el escenario electoral provincial en el que Córdoba sobresale por su importancia como distrito.

En Córdoba, en el PRO dicen que ya tuvieron un gesto conciliador: el diputado nacional Héctor Baldassi bajó su precandidatura y se alineójunto a Luis Juez (que también dejó esa carrera) detrás de Mario Negri. El jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara Baja es quien mejor sintoniza con la Casa Rosada. Enfrente, el intendente Ramón Mestre continúa dispuesto a dar batalla por la candidatura a gobernador de Cambiemos. El presidente de la UCR (y gobernador de Mendoza), Alfredo Cornejo, entrevistado por este diario, dijo que emprenderá la misión de acercar a sus correligionarios para que la candidatura surja por consenso. Febrero marcaría el plazode las definiciones.

Cornejo pretende arbitrar en Córdoba, sin embargo, no puede desatender los asuntos en su propio territorio. No está resuelta aún la puja entre el ministro de Economía local, Martín Kerchner y el intendente de la ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez. El intendente de Luján de Cuyo y exdiputado nacional, Omar de Marchi (uno de los primeros macristas de la provincia) conserva sus expectativas, aunque reconoce que la UCR de Cornejo domina el territorio.

Santa Fe también desvela a Cambiemos con una interna irresuelta. Una parte del radicalismo avisó que continuará aliado del gobernante Partido Socialista, pero otra, la que está aliada al presidente Mauricio Macri, ha decidido competir localmente con el sello de Cambiemos. José Corral, extitular de la UCR e intendente de la ciudad de Santa Fe, lanzó su candidatura, tal como venía anunciando desde hace tiempo. Para su sorpresa, al cruce le salió el embajador en Uruguay, su correligionario Mario Barletta. Para más ruido, detrás suyo está Elisa Carrió. Cambiemos no bajó aún la precandidatura de Federico Angelini, aunque todo indica que será pieza de cambio de alguna negociación.

En Entre Ríos, donde el peronismo está a punto de sellar la unidad entre el gobernador Gustavo Bordet (aliado hoy de Alternativa Federal) y su predecesor Sergio Urribarri (cercano a Cristina Fernández), la UCR impulsa a Atilio Benedetti. Los radicales hacen sentir su queja: “el PRO no quiere internas, pero se nos mete en los distritos donde tenemos candidatos fuertes”. Puntualmente en Entre Ríos, la posible candidatura de Rogelio Frigerio atormentando a los radicales.

Un antecedente de “interna áspera” alienta la prudencia del PRO. En 2015, Horacio Rodríguez Larreta venció a Gabriela Michetti por la candidatura a jefe de gobierno porteño. Las principales figuras del PRO se vieron separadas por una enorme grieta: Rodríguez Larreta, Vidal, Diego Santilli, entre otros, por un lado; Michetti, Federico Pinedo y Hernán Lombardi por el otro. Se cruzaron acusaciones e imputaciones graves y severas. Macri intercedió y pidió calma. También pidió el voto por Rodríguez Larreta y el triunfo de éste quedó servido en bandeja.






Comentarios