Con solo instalarlas en el celular y prestarles atención unos minutos al día, estas aplicaciones pueden ayudarte a tener un ahorro extra y pagar las vacaciones. 


“¿Cómo pago las vacaciones?” es una de las preguntas que los argentinos más se están haciendo este verano. Ahorrar en 2018 no fue demasiado fácil, y el 2019 tampoco trajo soluciones mágicas. Por eso, muchos están probando con métodos nuevos. Por ejemplo, las aplicaciones para ahorrar que pueden instalarse en cualquier smartphone. Estas son 4 opciones gratuitas y fáciles de usar.   

Pesos argentinos.

Expense manager

Con varios años de trayectoria, esta es una sencilla aplicación para Android que permite tener un conocimiento más claro de la cantidad de dinero que se gasta en los principales rubros de la casa.

Entre otras funciones, permite crear categorías personalizadas, fijar un presupuesto mensual o diario para cada una, y visualizar de forma sencilla que tan cerca estamos de agotarlo. Además, permite armar un plan de ingresos para tener en cuenta el dinero con el que se contará más adelante. Disponible para Android.

 Monefy

Esta aplicación es, dicho de un modo sencillo, la versión digital de anotar todos tus gastos en un cuaderno. Está diseñada para apuntar cada gasto, y su ventaja es que permite hacerlo en un click, sin escribir nada, solamente ingresando el monto. 

La desventaja es que hay que recordar tomar nota de todos los gastos que se hacen, pero la aplicación promete simplificar al máximo los pasos para hacerlo. Disponible tanto para Android como para iOS. 

Wally lite

Wally es una aplicación para administrar las finanzas personales que permite hacer un balance de ingresos y egresos. Tiene una versión más compleja y la versión “lite”, más sencilla pero más liviana, apta para más celulares. Está disponible solamente en iOS.​

Aplicaciones.

 Splitwise

Esta es la herramienta de los que viven con amigos: permite asociar cuentas y llevar un control de gastos grupal. Está disponible en iOS, Android y también tiene su versión web: nadie tiene excusas para no usarla. Para los más obsesivos, puede servir también para llevar los gastos de las vacaciones en grupo. 






Comentarios