La contorsionista se encuentra en Europa y vive subiendo parte de su arte, pero un truco no le salió como esperaba en su recorrido por España. 


Belén Pouchan se encuentra de vacaciones por Europa y siempre que puede comparte con sus seguidores en las redes parte de su arte en las calles de distintas ciudad del viejo continente. Pero en España, una silla le jugó una mala pasada.

Es que la contorsionista quiso hacer un truco en una silla gigante que tenía un agujero en el asiento en la plaza de Sant Jaume, en Barcelona. Todo salió bien menos el final: en el desarme, cuando quiso incorporarse, se golpeó la cabeza contra la madera que le dejó una herida grave en la nariz, por la que tuvo que ir a un hospital.

 Pouchan compartió en Instagram el episodio hasta el momento del golpe. . “Posta que fue un garrón. No hacer esto en sus casas y esta vez lo digo en serio”, escribió.

La herida que le quedó a Belén Pouchan. (PrimiciasYa).

El golpe de Belén Pouchan.






Comentarios