Patricia Bullrich ya cuenta con el visto bueno de Mauricio Macri. Serán utilizadas en estaciones de tren y aeropuertos.


El Gobierno va a adquirir 300 pistolas Taser pese a los cuestionamientos de parte de la oposición y de organismos de Derechos Humanos. Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad, ya cuenta con el aval del presidente Mauricio Macri para implementarlas en la lucha contra la inseguridad.

Pistola Taser. (WEB).

“En una primera instancia, se utilizarán en aeropuertos y en los trenes. La idea es hacerlo en lugares de aglomeración donde sólo se puede recurrir al uso de las armas letales en última instancia”, le confirmaron altas fuentes oficiales a Clarín.

En tanto, si se obtiene una buena experiencia con las pistolas Taser, piensan utilizarlas en otros espacios públicos.

Según estiman desde la cartera de Seguridad, necesitarían no más de 300 taser. Hay que tener en cuenta que cada pistola cuesta unos 3.000 dólares. A ese precio se le deberán agregar los costos en la capacitación del personal -Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria-, por lo que el presupuesto final rondaría los 3 millones de dólares.

En 2016, la Corte Suprema de Justicia dejó firme un fallo que avalaba la utilización de las llamadas “Taser X 26”. Sin embargo, en el caso de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta no está convencido de implementarlas en su distrito.

“No tenemos una decisión tomada aún. Estamos evaluando los diferentes escenarios”, deslizaron desde el entorno del jefe de Gobierno porteño al diario antes citado.






Comentarios