Los últimos días del año suelen ser un momento para hacer balances y para plantear objetivos. Pero a veces, perderse en listas de deseos grandilocuentes para el próximo año puede ser un poco frustrante. Basta ver cuánto hicimos o cuánto no de lo que nos prometimos el año pasado.

Sin embargo, proponerse algo sencillo y que podemos hacer en unos minutos, como eliminar del teléfono móvil aquellas aplicaciones que no usamos, que ocupan demasiado espacio, o que nos quitan tiempo sin devolvernos nada a cambio, puede ser una gran tarea para emprender este fin de semana y comenzar el año más livianos… Al menos en el mundo digital.

1. Esa red social que te deprime

En estos tiempos, es muy común tener instaladas e incluso utilizar a cada rato aplicaciones que nos producen más angustia que otra cosa. Muchas veces, ese lugar lo ocupan las adictivas redes sociales. Algunas, como Instagram, permiten ver el tiempo que uno les dedica cada día, y puede ser sorprendente descubrir cuando tiempo “perdido” le entregamos a ver las fotografías alegres y editadas de nuestros contactos. Elegir la red social que menos nos alegra (¿Facebook, Instagram, Snapchat?) y borrarla de inmediato puede ser una gran idea antes de empezar el año.

2. Esa aplicación que puede rastrearte

Llevamos nuestro teléfono móvil a todas partes. Por eso, las aplicaciones que tienen acceso a nuestros datos de ubicación son equivalentes a estar todo el día controlados por un radar. Las “peores” en ese sentido son Foursquare y Google Maps. Sí, necesitan conocer nuestra ubicación para funcionar, pero no necesitan acceso continuo a esa información. Por ejemplo, en Google Maps se puede deshabilitar el seguimiento constante. Otra app muy usada que rastrea permanentemente su ubicación es GasBuddy. Si no las usamos demasiado, es mejor deshacerse de ellas.

Teléfonos móviles. (EFE)

3. Aplicaciones de seguridad falsas

En otras épocas, todo el mundo era consciente de que debía tener instalado un antivirus confiable en su computadora. Es casi 2019, y ya no tenemos tan claro cómo deberíamos proteger nuestros datos en el celular. En realidad, todos deberíamos estar usando una VPN (red privada virtual, según sus siglas en inglés). Pero cuidado: si una app dice que ofrece VPN gratis, probablemente lo mejor sea dejarla de lado. ¿Por qué? Porque se ha descubierto que muchas apps de VPN gratuitas entregan su historia de navegación y sus datos a compañías anónimas en China. Y las que no lo hacen a China, suelen hacerlo a compañías que buscan esos datos para ofrecer publicidad.

4. Aplicaciones en las que somos el producto

Estamos acostumbrados a las aplicaciones y servicios gratuitos en nuestro móvil. Pero hay una regla de oro: si no estamos pagando por un servicio, es probable que nosotros no seamos los consumidores, sino el producto. ¿Cómo nos venden? Recogiendo datos sobre nosotros. En general, todas las aplicaciones de Facebook y Google hacen eso para mantener su gratuidad. El Messenger de Facebook, por ejemplo, como indica La Nación, es una de las pocas apps de mensajería que no encripta los mensajes. Y Google Chrome permite a la Google seguir toda nuestra actividad.

5. La app que más tiempo te quita por día

En 2018, Google y Apple agregaron recursos para la administración del tiempo y los usuarios pudieron comenzar a tomar dimensión de cuánto tiempo pierden al día en cualquier app. Pueden ser las redes sociales las que nos quitan el tiempo, y también juegos como Fortnite, Candy Crush y Pokémon Go, que son muy adictivos. Una buena idea es usar una herramienta para averiguar cuál es la aplicación que más horas nos roba por semana, y borrarla para comenzar un productivo 2019.