Durante la última reunión del gabinete ampliado del año, el mandatario remarcó que "la sociedad argentina se está curando".


El presidente Mauricio Macri expresó este jueves su convicción de que el año próximo la Argentina “va a confirmar que entendió que éste es el rumbo” ante funcionarios nacionales y gobernadores de Cambiemos. Y resaltó que marca “un punto de inflexión en la historia argentina”, y que ubica al país en el camino hacia “la igualdad de oportunidades”.

“La sociedad argentina se está curando”, enfatizó el mandatario al pronunciar un discurso durante la última reunión del gabinete ampliado del año, que se desarrolló en el CCK, ubicado a unos 100 metros de la Casa Rosada.

Allí, en un auditorio colmado de funcionarios, gobernadores, intendentes y legisladores del oficialismo, Macri les pidió que junten “fuerzas y toda la energía en familia” en esta Navidad y Año Nuevo, en el que “la Argentina va a confirmar que éste es el rumbo, porque hay una Argentina muy madura, un núcleo de madurez y crecimiento muy importante de los argentinos”.

“Ellos están esperando que estemos fuertes, que les mostremos el camino y que juntos, trabajando y poniendo el hombro, vayamos construyendo esta Argentina que tanto soñamos y que tanto nos merecemos”, aseveró el jefe del Estado.

También, abogó por que el camino trazado por las políticas de su gobierno “sea el verdadero punto de inflexión en la historia de la Argentina, y que esta vez sí hayamos encontrado definitivamente el rumbo de la igualdad de oportunidades”.

Por otro lado, valoró el respaldo que a nivel internacional tiene actualmente la Argentina, y sostuvo que eso quedó expresado en las afirmaciones de los líderes mundiales que participaron de la reciente Cumbre del G20, en la ciudad de Buenos Aires. “El mundo quiere que la Argentina ocupe su lugar, porque cree que tiene que ser parte de la solución de los problemas globales y parte de los motores del mundo”, señaló.

Finalmente, el Presidente reconoció que éste fue un año “difícil y traumático”, y afirmó que todas las noches pensó y repasó si “había otra forma de resolver tantos problemas y tantas angustias”, pero que, “como nunca antes” en su vida, estaba “cada vez más seguro que el camino es por acá”, y que no había otro camino “que el que hemos tomado”.






Comentarios