El histórico jefe de la barra de Boca decidió no ir a ver el partido ante River pese a tener la autorización para salir del país


Rafael Di Zeo, histórico barra de Boca, decidió no viajar a España a ver la final de la Copa Libertadores ante River y quedarse en Buenos Aires. Pese a haber conseguido la autorización para salir del país, no quiere correr con la misma suerte que Maxi Mazzaro -ex número dos de “La 12”-, quien fue deportado por la Justicia española.

“Tiene todos los gastos pagos y vuelo para mañana (viernes) a la noche. A Mazzaro lo mandaron de regreso con la familia. No se puede creer. Si la Justicia argentina le permitió viajar… Acá se está manejando mal el Ministerio de Seguridad”, manifestó José Monteleone, abogado de Di Zeo, en diálogo con Clarín.

Di Zeo ganó mucha notoriedad pública tras escoltar junto a otros barras el micro que trasladaba al plantel xeneize rumbo al aeropuerto de Ezeiza.

Si bien era sabido que Di Zeo no iba a pasar el filtro de Tribuna Segura en el Santiago Bernabéu, desde el Gobierno preferían que el barra no esté cerca del estadio del Real Madrid. Es más: fuentes gubernamentales le expresaron al diario antes citado que “es una joda que viaje Di Zeo y se quede en Buenos Aires la mayoría de los 66 mil hinchas que estuvieron en el Monumental”. 

Por su parte, Mauro Martín, el otro capo de la barra, tampoco estará a Madrid. “No viaja nadie de la primera línea de la barra de Boca. Di Zeo pidió permiso el lunes para salir del país pero después, durante la semana, teniendo en cuenta los dichos de Tribuna Segura, no quiere estar en el foco de atención”, afirmó su abogado, Rodrigo González, en Radio 10.






Comentarios