Tito Avalos, el padre de Juana, dijo que "nos da muchísima vergüenza que esto haya escalado así".


El domingo, un grupo de cuatro jóvenes quiso ingresar a la quinta Los Abrojos de Mauricio Macri, mientras el Presidente descansaba allí. Luego, intentaron escapar pero fueron detenidos por miembros de la custodia presidencial.

Los jóvenes fueron identificados como Juana María Avalos (22), Federica López Brown (21), Federica Albisu (22) y Mateo Passerieu (22). Tres viven en el barrio cerrado del Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) y, al parecer, los chicos venían de una fiesta y quisieron divertirse un rato.

Quinta Los Abrojos (Web)

Según contaron, volvían de bailar y quisieron hacer un “broma”. Primero, intentaron entrar por el portón de la quinta diciendo que eran parientes de Juliana Awada, pero al no ser autorizados a ingresar, insultaron a Macri y se fueron. Luego fueron detenidos en un local de comidas rápidas de las cercanías, sin siquiera saber que estaban siendo perseguidos por la custodia del Presidente.

Mediante un audio de WhatsApp, Tito Avalos, padre de Juana, pidió disculpas. “Hola a todos, buen día soy Tito Avalos, el papá de Juana. Quiero pedirles disculpas a todos por lo que pasó ayer… tener periodistas dando vueltas por nuestras calles, por el club. No pienso minimizar el hecho de ayer. Fue un hecho gravísimo, sumamente irresponsables. A todos nos da muchísima vergüenza que esto haya escalado de esta manera”, dijo.

Juana tiene 22 años y estudió en el colegio Santa Ethnea de Bella Vista. Es exjugadora de hockey de CUBA.






Comentarios