El particular caso de Tracey Britten se hizo viral. Conocé su historia.


Tracey Britten es una mujer de cincuenta años que, tras someterse a un tratamiento de fecundación in vitro, se convirtió en la mujer de mayor edad en tener cuatrillizos en el Reino Unido.

Pero eso no es todo: Tracey tiene además ocho nietos que, a partir de ahora, tienen cuatro tíos que usan pañales.

(Archivo)

Los bebés -tres nenas y un varón- nacieron el mes pasado por cesárea a las 31 semanas, informó el diario Daily Mail.

El 19 de octubre pasado, en su escaneo de 30 semanas, los médicos vieron que un bebé tenía dificultades y que podían poner a los otros tres en peligro. Por lo que fue admitida en el University College Hospital de Londres y un equipo de 35 médicos ayudó a dar a luz a los bebés

Los pequeños fueron llevados a neonatología y espera que puedan salir del hospital para Navidad. Según contó al diario The Sun, está “muy agradecida” y que “se muere por llevarlos a casa”.

(Archivo)

Tracey reveló que gastó unos 9000 dólares que había heredado de su madre para someterse con éxito a un FIV en una clínica en Chipre.

La mamá de 50 años describió a sus nuevos hijos como un “milagro” y contó que todavía está decidiendo los nombres para ellos con el padre, Stephen.

(Archivo)

Tracey ya es madre de tres hijos adultos -una hija y dos hijos- y abuela de ocho nietos, con edades comprendidas entre los siete meses y los 11 años.

“Estábamos desesperados por tener otro hijo y hubiéramos estado encantados de haber tenido mellizos. Pero cuando el ecografista me dijo que yo llevaba cuatro bebés, me puse a llorar“, contó Tracey muy emocionada.






Comentarios