En octubre una nena de 21 meses murió en Madrid tras ser olvidada por su papá en el auto. Lo mismo ocurrió en Buenos Aires.


El pasado 5 de octubre, un caso terrible conmocionaba a los españoles: una beba 21 apenas 21 meses murió tras ser olvidada por su padre dentro del auto.

El hombre tenía que llevar a la nena a la guardería pero se olvidófue hasta el barrio madrileño de Sanchinarro y dejó estacionado su vehículo donde siempre lo hacía para tomar el subte hasta su trabajo. Recién cuando la madre de la beba fue a buscar a su hija al jardín y se enteró de que no estaba allí, llamó al hombre y éste se dio cuenta de lo que había sucedido.

Al recibir el llamado de alerta, los servicios médicos se trasladaron al lugar donde el vehículo estaba estacionado, pero desafortundamente no pudieron reanimarla. La nena había estado unas nueve horas encerrada dentro del vehículo.

El auto donde un padre olvidó a su beba y, tras 9 horas, murió asfixiada.

Durante la jornada del martes un caso similar ocurrió en Santos Lugares, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, cuando una beba de un año murió asfixiada dentro del auto de su familia. Según trascendió, su papá se olvidó de que estaba allí y permaneció encerrada durante nueve horas, hasta que el hombre salió de su casa para ir a buscar a su esposa al trabajo.

Los efectivos policiales llegaron al domicilio, alertados por un llamado al 911, y allí un hombre de 39 años les indicó que había encontrado a su hija encerrada dentro del Peugeot 308 de la familia sin signos vitales.

El hombre declaró ante la policía que este martes por la mañana había llevado a su esposa y madre de la beba al trabajo, pero que que al regresar a su domicilio se había olvidado a la niña en el asiento de atrás del automóvil, y que horas después la encontró sin vida.

La beba fue trasladada en una ambulancia al Hospital Ramón Carrillo, pero ya no había nada para hacer.

“El papá empezó a gritar, me metí en el auto y vi a la nena muerta. Tenía el chupete puesto”, afirmó una vecina a TN y otra mujer agregó: “El hombre tuvo un accidente cerebrovascular (ACV) hace poco”.

“Le habrá agarrado alguna laguna mental por el ACV. Almorzó, se acostó a dormir y cuando fue a buscar a la mujer se dio cuenta lo que había pasado. El hombre a veces se perdía un poquito. El auto estaba todo cerrado. La macana es que tiene los vidrios polarizados”, contó otro vecino.

La autopsia confirmó que la beba murió por asfixia e hipotermia. El padre está detenido por “homicidio culposo”.

La causa es investigada como “averiguación de causales de muerte” y tomó intervención la UFI 1 a cargo de la fiscal Alejandra Alliaud.






Comentarios