El Presidente había dicho que prefería que Boca y River no se enfrenten en el encuentro definitorio, pero pasó lo contrario.


La semana pasada Mauricio Macri sorprendió al decir que prefería que Boca y River no se enfrenten en la final de la Copa Libertadores. Sin embargo, no pasó lo que quería y habrá una “Superfinal”. Y como era de esperarse, el presidente -fanático del “Xeneize”- habló sobre el duelo y pidió que se dé “en absoluta armonía y paz”.

​”Vamos a tener una final histórica que, tal vez, nunca más se repita. Es algo único”, aseguró Macri durante una conferencia de prensa brindada en Río Cuarto, Córdoba, y sostuvo que “además de ser maravilloso desde el punto de vista deportivo, es una gigantesca oportunidad para todos los argentinos de demostrar este nivel de madurez que demostramos en los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde todo salió perfecto”.

“Más allá de la pasión, no deja de ser un deporte. Y es una gran posibilidad que podamos transcurrirlo, con todas las cargadas y la pica que existe, pero dejándolo en ese plano, en lo deportivo, en absoluta armonía y paz. Y ahí creo que es muy importante todo lo que hagan los protagonistas, dirigentes deportivos, los técnicos, los jugadores, los hinchas. Todos sintiendo que es una fiesta“, agregó el Jefe de Estado.

En tanto, Macri dijo que “lamentablemente, uno va a ganar y otro va a perder. Y para el que pierda, claramente va a ser durísimo porque esta final no sé si alguna vez se vuelva a repetir”, pero exhortó a que “disfrutemos de esto, que va a ser único”,






Comentarios