Un inesperado reclamo de los gobernadores peronistas le quitó la tranquilidad al oficialismo que creía que el Presupuesto 2019 avanzaría sin problemas en el Senado. Tras reunirse con el jefe del bloque peronista en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, los jefes provinciales le exigieron al Gobierno dar marcha atrás con la eliminación del Fondo Sojero, que representaría ingresos por $100 mil millones, a cambio de respaldar la Ley de leyes.

El reclamo surge luego de que el proyecto logró media sanción en Diputados, después de intensas negociaciones entre el Gobierno y el peronismo. El Ejecutivo estaba tranquilo, ya que creía cerrados los acuerdos en la Cámara alta, pero este nuevo reclamo lo obliga a llevar adelante nuevas negociaciones con los gobernadores.

El Fondo Federal Solidario (FFS), conocido como Fondo Sojero, fue eliminado por DNU en agosto pasado. Es el mecanismo por el que se coparticipaba el 30% de lo recaudado por retenciones a la soja, plata que se destinaba a obras de infraestructura. Como compensación, el Gobierno les girará $ 4.125 millones a todas las provincias que firmaron el Consenso Fiscal el año pasado, para compensarlos parcialmente por lo que dejarán de recaudar. Sin embargo, ahora los gobernadores vieron su oportunidad y exigen fondos extra.

Durante la reunión con Pichetto, quienes hicieron los reclamos más enérgicos fueron los gobernadores de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y de Formosa, Gildo Insfrán. En el encuentro estuvieron presentes también Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Mariano Arcioni (Chubut) y Lucía Corpacci (Catamarca). Estas últimas tres provincias fueron las que judicializaron la eliminación del fondo.

En estas horas, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, principal interlocutor del Gobierno con el bloque peronista, se encuentra en una visita oficial a China y prevé que asista el próximo martes a la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que debería firmar dictamen al día siguiente para que el debate pueda realizarse el 14 de noviembre.

La actuación del funcionario en el Congreso será clave, ya que los senadores que responden a los gobernadores podrían negarse a firmar el dictamen y demorar el debate del proyecto.

Mientras tanto, los senadores formoseños José Mayans y María Teresa González ya anticiparon que van a votar en contra del Presupuesto, también los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin. El oficialismo cuenta con 25 senadores propios y necesita el apoyo de al menos 12 opositores para sancionar la Ley de leyes.