Así lo afirmó la Comisión Episcopal de Educación Católica a través de un comunicado.


La Iglesia católica fijó su postura con respecto a la educación sexual y destacó que los contenidos dentro de la escuela deben estar “alineados” y ser “complementarios” con lo que se enseña a los alumnos en sus casas, en un comunicado difundido este miércoles.

El texto titulado “Sí a la educación sexual” resaltó la necesidad de dar “nuevos pasos para fortalecer la educación sexual en el ámbito intrafamiliar y escolar” y pidió que “no debe limitarse a saber qué hay que hacer para que una joven no quede embarazada”.

Redactado por la Comisión Episcopal de Educación Católica y la Comisión Episcopal de Apostolado de los Laicos y Pastoral Familiar de la Conferencia Episcopal Argentina, destacó la importancia de “comenzar por la educación sexual que integre todas las dimensiones de la persona”.

La Conferencia Episcopal reconoció también que el comunicado es una respuesta al reciente debate que “mostró que el aborto no constituye ninguna solución, sino que es un drama humano, personal y social”.

De todos modos, la Iglesia dejó en claro que la educación sexual que está dispuesta a impulsar debe “respetar la libertad religiosa” y en todo caso, ser un complemento a la que los alumnos reciben en sus casas.

“Es muy importante que los chicos y chicas reciban en la escuela un mensaje coherente, alineado, complementario, respecto de aquel que reciben en el hogar. En ese sentido, la educación sexual integral debe respetar la libertad religiosa de las instituciones, y la libertad de conciencia, derecho sagrado e inalienable que debe ser siempre custodiado”, añadió en ese texto.

En ese sentido, el comunicado aseveró que “la escuela pública en general y la católica en particular, pueden apoyar la insustituible tarea y derecho que tienen los padres a la educación sexual de sus hijos e hijas, con elementos teóricos, científicos y pedagógicos, aprovechando el hecho de que los niños, niñas y adolescentes pasan mucho tiempo en las instituciones educativas”.

“Sin embargo, es muy importante que los chicos y chicas reciban en la escuela un mensaje coherente, alineado, complementario, respecto de aquel que reciben en el hogar”, insistió.






Comentarios