Es la misma intervención que se realizó el periodista Jorge Lanata y le cambió la vida.


Es la segunda vez que se realiza en el país un trasplante renal cruzado entre dos pares de donantes receptor. El equipo de médicos argentinos trabajó en la Unidad Renal del Hospital Universitario Fundación Favaloro.

El trasplante anterior de estas características fue el que se le realizó al periodista Jorge Lanata, en 2015, cuando Nora Hernández, le donó un riñón a Lanata, mientras la entonces pareja del conductor, Sara Stewart Brown, dio el suyo al hijo de Hernández.

Al no ser reglamentada la “ley Justina”, fue publicada en el Boletín Oficial ya que se requirió de una orden judicial que autorizara la práctica. La nueva ley de trasplante autoriza y regula entre otras cuestiones la donación cruzada de órganos, por lo que no será necesaria una autorización judicial.

La Fundación Favaloro explicó en un comunicado, que “el receptor del par 1 tenía a su esposa donante con la que presentaba incompatibilidad de grupo sanguíneo ABO; el receptor del par 2 disponía de su hermana donante también con incompatibilidad ABO con él. La donante del par 1 era compatible con el receptor del par 2, y la donante del par 2 era compatible con el receptor del par 1”.

Los dos donantes fueron dados de alta hospitalaria la semana pasada y los dos receptores regresaron a sus hogares el lunes último, con una evolución post trasplante normal, recuperando función renal y sin necesidad de diálisis.

La nueva Ley incluye en su artículo 23 la donación cruzada, por lo que desde su vigencia no será necesaria la intervención judicial para el trasplante cruzado entre pares registrados.

El trasplante renal con donante vivo ha mostrado mejores resultados que los obtenidos con donante fallecido, tanto en las publicaciones internacionales, como los informados por el INCUCAI en nuestro medio. Estos resultados se mantienen aunque el donante no esté genéticamente relacionado”, informó Raffaele.





Comentarios