Blake tenía 16 años, sufrió daños irreversibles y Stephanie se quedó a su lado.


Stephanie Ray tiene 15 años y es la protagonista de la imagen que recorre las redes sociales de todo el mundo. En la foto se la ve abrazando a su novio Blake Ward, en los últimos minutos antes de que lo desconecten.

El jueves pasado, Blake había ido a la playa de Tywyn, en Gales, junto a sus amigos. Una fuerte corriente los atrapó y alejó de la costa. La guardia costera los rescato pero no superó los síntomas de ahogamiento y tuvo que ser hospitalizado.

Su condición no mejoró y finalmente llegó la dura decisión: “Nos dijeron que Blake nunca se recuperaría y que su cerebro estaba demasiado dañado. Tuvimos que tomar la difícil decisión de apagar su máquina y dejarlo ir”, publicó Stephanie en su Facebook.

Stephanie ingresó al hospital en el que Blake estaba internado, se trepó a la camilla y le dio un último abrazo.

La conmovedora imagen se viralizó en las redes y fue utilizada también por Stephanie para iniciar su campaña solidaria con el objetivo de recaudar fondos para costear el velatorio de Blake. Necesitaban 5000 libras y obtuvieron 10.908.

“Te voy a amar con toda mi alma y te voy a guardar en un lugar muy especial de mi corazón”, escribió en su red social. 






Comentarios