La joven se encontraba en el aeropuerto cuando sufrió el episodio. Su mascota de terapia fue adiestrada para ayudarla en los momentos de crisis.


Amber Oliver estaba esperando su vuelo en el aeropuerto de Cincinnati, en Estados Unidos, cuando sufrió un ataque de pánico. Junto a la joven estaba Oakley, su perro de terapia de cinco años, adiestrado para ayudarla en momentos así.

La mascota puede identificar cambios en la temperatura corporal, la respiración y la frecuencia cardíaca de su dueña, todos indicios de que la crisis está por llegar. En el video que compartió Oliver en YouTube se ve al perro durmiendo mientras ella tenía los primeros síntomas. Inmediatamente, Oakley se despierta y la asiste.

“Estuvo alerta y actuó tres veces en el aeropuerto”, contó la mujer. “Grabé los últimos ataques en video porque podía sentirlos venir. Una de las muchas tareas que realiza Oakley es alertarse con mis ataques de ansiedad o pánico y suavizarlos”, agregó.

Amber dio detalles sobre cómo reacciona su perro: “Le han enseñado a separar mis manos de mi cara y se supone que debe animarme. ¡Creo que hizo un excelente trabajo!”.





Comentarios