El conductor radial asegura que los argentinos no cambiaremos y critica a la clase política del país 

  • Publicado por Redacción de Vía País

El reconocido conductor de radio, Oscar “El Negro” González Oro pasó por la sección En Terapia de revista Viva y habló de su vida privada, profesional y lanzó unas duras reflexiones sobre la sociedad y la clase política argentina.

Para González Oro los políticos no gobiernan para la gente sino para las grandes corporaciones. “Me sigue angustiando y mortificando el 30% de pobreza. Y la educación y la cultura que están cada vez peor”. Y agregó: “estamos todos peleados. (Jorge) Lanata con una actriz; otro con otra y así… Estamos todos peleados. Desde Colón hasta las últimas inmigraciones, no vino lo mejor del mundo: no vinieron a colonizar, vinieron a saquear. En todo caso, si ese es el origen, los argentinos estamos mal paridos. Somos mal paridos y no cambiaremos. Ser político es sinónimo de: “Si llego al poder, ¿qué puedo afanar?” Si el Estado es eso, yo soy anarquista”.

“No disimules que sos millonario. Vos tenés que decir: ‘A pesar de ser millonario, vengo a ofrecer mi corazón, el laburo y mejorar la calidad de vida de todos’”, le dijo González Oro al presidente Mauricio Macri.

Asimismo, el conductor agregó que vivir en la Argentina lo angustia y fue tan crítico del kirchnerismo como del macrismo. “Gobiernan tipos que nunca anduvieron en colectivo, que no saben lo que es pasar frío, que no saben tomar subte porque se pierden, que no conocían Plaza de Mayo. Hay chicos de San Isidro, en donde yo vivo actualmente, ¡que no conocen el Cabildo! De ahí a manejar el Gobierno hay una diferencia tremenda. Me parece que se encontraron con un país que no esperaban. No hicieron una buena auditoría. Creo que si la hubieran hecho, no se habrían presentado”, se quejó.

Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia.

Por último, con respecto al kirchnerismo, González Oro asegura que desvalijaron el país: “Florencia (Kirchner) en su vida trabajó, y de repente aparece una caja con cinco millones de dólares que nadie puede justificar. En cualquier país normal, estaría presa. Dudo que vayan presos. Durán Barba dice que le conviene tener al enemigo enfrente. Este juego perverso de política me tiene harto. No creo que ni mis hijos ni mis nietos vean algún cambio”. 





Comentarios