El crack brasileño admitió no estar en su plenitud física y puso en duda llegar a la Copa del Mundo. 

  • Publicado por Redacción de Vía País

Cuando Neymar se lesionó jugando para el Paris Saint Germain lo primero que se preguntó a si mismo fue si llegaba al Mundial. Este domingo –  a 17 días del Mundial – el extremo de Brasil se sinceró y dijo: “La realidad es que no estoy al 100%. Eso es algo que toma tiempo. Todavía hay un recelo de hacer los movimientos completos”.

Neymar viajó a Londrés para realizar la parte final de su recuperación y su puesta a punto para la máxima cita del fútbol. El día viernes,  se cumplieron 89 días de su fractura en el quinto metatarsiano derecho (fue el 25/2 por la Ligue1, cuando el PSG enfrentó a Olympique de Marsella y cinco días después fue operado), y  pudo entrenarse por primera vez a la par de sus compañeros.

Sin ir mas lejos el técnico Tite quiere que “Ney” sea titular  ante Croacia, el próximo domingo, en el amistoso en Inglaterra. Y también que vuelva a sumar minutos ante Austria en Viena, en el último duelo de preparación antes del debut contra Suiza.

“Sé que de a poco voy a ir recuperando el ritmo que necesito e iré evolucionando gradualmente. La realidad es que estoy muy ansioso de poder volver a jugar con el equipo y quiero que ese momento llegue lo antes posible”, se sinceró Neymar.  Y cerró diciendo “La ansiedad no es sólo mía, sino del grupo”.


En esta nota:

Brasil Neymar Copa del Mundo


Comentarios