El organismo que se ocupa de la sanidad también aplicó una política de ajuste y está trabajando para recomponer el salario de sus profesionales.

  • Publicado por Redacción de Vía País

El Senasa, organismo encargado de la sanidad vegetal y animal, tiene un plantel de 5600 empleados y un presupuesto de $5000 millones, $960 millones para la parte operativa. Mientras los profesionales cobran 28,3% menos respecto del estándar del Estado, los técnicos están un 15 por ciento menos.

El presidente del Senasa, Ricardo Negri quien lleva 117 días hábiles al frente del organismo, brindó una entrevista exclusiva a Clarín, donde explicó la transformación a la que se encamina el Senasa, marcado como uno de los 100 objetivos del Gobierno. Empezó con la descentralización operativa de manera de estar menos en los escritorios y más en el campo, los puestos de frontera y los puertos.

Esa descentralización fue acompañada de despidos y paros. Ahora, Negri negocia caso por caso de una lista de 213 trabajadores con el gremio. Admite que ganan 28% menos que otros profesionales en distintos organismos de la administración pública. En el caso de los técnicos la diferencia es de 14% y él mismo se ha propuesto nivelar esas diferencias.

Otra tarea es la desburocratización. En un organismo al que ingresan 200.000 expedientes mensuales y contabilizaron que se pagaban 1.800 aranceles: los redujeron a 301. Tenían 188 registros que simplificaron en 102 y terminarán en 42. En cuanto a los expedientes, serán todos electrónicos por su seguimiento y para despejar cualquier sospecha.

Por otra parte, si hay un trabajo coordinado con la Aduana y la AFIP, toda la hacienda tendrá un chip que permitirá saber dónde nació y dónde se crió. El mecanismo ya funciona con los caballos y está relacionado con la trazabilidad que exigen los mercados externos que no se llevan nada a la boca sin conocer su origen.

El tema que hoy también preocupa al Senasa es el riesgo sanitario. “Con un verano que se extendió tres meses más por culpa del cambio climático, estamos en guardia permanente”, afirma Negri. Las enfermedades no solo implican un problema a nivel salud, sino también la pérdida de miles de puestos de trabajo, que en el caso de los cítricos llega a los 130.000 empleos.

El nacimiento del Senasa se remonta al siglo XIX cuando Argentina necesitaba garantizar la calidad de lo que exportaba. Actualmente, el Senasa es auditado por los países que nos compran y que buscan saber y controlar la sanidad.




Comentarios