"Nuestros legisladores tienen que entender que tenemos que ser previsibles y confiables", advirtió el Presidente.


El presidente Mauricio Macri reclamó este martes por la noche “normalidad y responsabilidad” a los dirigentes “para que no sancionen leyes que pueden destruir un presupuesto que se acaba de aprobar hace sólo cinco meses”, en referencia al proyecto opositor de rebaja de tarifas de servicios públicos.

“Nuestros legisladores tienen que entender que tenemos que ser previsibles y confiables”, advirtió el Presidente durante una charla pública con el director de la cámara de comercio de Estados Unidos en Argentina (Amcham), Manuel Aguirre, en la comida de gala por los 100 años de la entidad.

Sobre el rol de los empresarios en la Argentina, Macri dijo que “es fundamental que el sector privado ponga ritmo y se suba a la batalla diaria de la productividad y la competitividad”.

“Entiendo que estuvimos como 12 o 13 años anestesiados, pero eso ya pasó y yo necesito ese músculo de la Argentina”, indicó Macri.

“Hay muchísimo más para hacer desde el Estado, hemos cuantificado que es más de un punto del PBI que le podemos devolver a las empresas en simplificar trámites”, dijo el mandatario pero advirtió: “Cuando nos vienen a pedir más subsidios o reembolsos (les decimos que) no tenemos más porque tenemos que achicar el déficit”.

Durante el encuentro, Macri también afirmó que su gobierno tiene el desafío de reducir la pobreza y que “para eso hay que mejorar la calidad de la educación pública, lograr entrar en un proceso virtuoso de mejora”.

Al respecto, dijo que este martes “la situación con los gremios (docentes) es tensa” pero que estos “cada vez representan menos a la mayoría de los docentes” y que hay que trabajar para “darles más herramientas” ya que esta es una época de “capacitación permanente”.

“Tenemos que entrar en un proceso virtuoso de mejora, evaluación y capacitación en la educación pública, que es el lugar donde se igualan las oportunidades”, cerró.






Comentarios