Patricio Farcuh está acusado del delito de retención indebida. También se le impuso un embargo de $400 millones.


El juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart procesó al presidente de OCA Patricio Farcuh por el delito de retención indebida de aportes de la seguridad social de unos 7.000 trabajadores y le impuso un embargo de $400 millones. También quedó procesado Jorge Aste, ex administrador de la firma, con un embargo similar. El juez también embargó a la empresa postal, vinculada a Hugo Moyano.

Según pudo constatar Clarín, OCA adeudaba a sus trabajadores nucleados al sindicato de Camioneros $220 millones sólo de capital y $150 millones de impuestos retenidos.

La denuncia de la AFIP por la que se acusó a Farcuh y a Aspe de “no haber depositado tempestivamente, ni en el plazo de gracia acordado por la legislación penal, los aportes a la seguridad social retenidos a los dependientes de Organización Coordinadora Argentina S.R.L” , corresponde a noviembre 2015, mayo a diciembre de 2016 y febrero de 2017.

El juez encontró a la empresa responsable como persona jurídica de “no haber depositado tempestivamente ni en el plazo de gracia acordado por la legislación penal, los aportes a la seguridad social retenidos sus dependientes” conforme a los mismos períodos.

Según determinó López Biscayart, mientras se realizó la cesación de pago OCA “contaba con la disponibilidad de los fondos” y reafirmó que la empresa “tuvo liquidez suficiente en tanto registró acreditaciones bancarias por cifras millonarias durante los períodos objeto de este proceso”.

Farcuh había apuntado contra Hugo Moyano en su declaración indagatoria, declarando que en gran parte de los meses que no se pagó a los trabajadores su aportes él no estaba frente a la empresa porque “Aste y Camioneros habían usurpado con violencia” la sede postal.

Patricio Farcuh es uno de los gerentes titulares de Organización Coordinadora Argentina S.A. desde el 16 de diciembre de 2013, sin que durante los períodos involucrados en estas actuaciones dicha situación se hubiera modificado estatutariamente”, indicó López Biscayart.

Además, sobre el período noviembre 2015, cuando aún no había sido supuestamente apartado en forma forzosa, Farcuh “no formuló cuestionamiento alguno acerca de quién efectivamente ejercía la administración de la firma”. 




Comentarios