Falleció este miércoles en China a los 31 años, dejando unos 130 descendientes.


Pan Pan, el panda macho más viejo del planeta, murió el miércoles en China a los 31 años, dejando unos 130 descendientes, es decir la cuarta parte de los pandas que viven en cautividad en el mundo.

El venerable animal, calificado de “padre heroico”, murió de un cáncer, anunció el Centro de Investigación y Conservación del Panda Gigante, que estaba a cargo del animal en la provincia de Sichuan.

“Su estado se deterioró rápidamente. Perdía el conocimiento y no conseguía moverse o comer […] Los socorristas no pudieron salvarle”, agregó el centro en su cuenta de microblogs.

Si los pandas son conocidos por sus dificultades para reproducirse en cautividad, Pan Pan (cuyo nombre se escribe repitiendo el ideograma chino que significa “esperanza”), se distinguió por su prolífica descendencia, con hijos que a su vez se reprodujeron a través de los años.


En esta nota:

China



Comentarios