El radicalismo exige cambios, mientras que la jefa de la Coalición Cívica presentará un pedido de informes en el Congreso. 


La suba de las tarifas generaron una grieta en el Gobierno. Es que Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, y el radicalismo harán presentaciones en el Congreso para que se reformule la política tarifaria en materia energética.

Carrió presentará un pedido hoy un pedido de informes al Jefe de Gabinete, Marcos Peña. Esto se debe a su desacuerdo con el aumento de precios.

Según publica La Nación, en el borrador del proyecto, la diputada acusa al Gobierno de beneficiar a empresas que tiene afinidad con el macrismo. ¿El principal apuntado? Marcelo Mindlin, vinculado a los negocios energéticos y que adquirió la compañía constructora del primo presidencial Ángelo Calcaterra.

Por su parte, desde el radicalismo, la idea es presentar un proyecto de reformulación de las políticas, especialmente en lo relacionado al aumento tarifario.    




Comentarios