José Luis Gioja, el ahora extitular, anticipó que apelará la decisión judicial. 


La jueza federal con competencia electoral, María Romilda Servini, intervino el Partido Justicialista Nacional y designó al frente al sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo, para que “normalice” el organismo partidario.

El titular del Partido Justicialista (PJ) nacional, José Luis Gioja, anticipó este mediodía que apelará la intervención, al considerar que la resolución de la jueza Servini “es una intromisión y una judicialización de la política”.

La intervención se generó a partir de un pedido de los dirigentes sindicales, integrantes de las 62 Organizaciones Peronistas, Carlos Acuña, Guillermo Rojas y Horacio Valdez, para que la justicia declare “el estado de acefalía” del partido.

Los peticionantes estimaron que “ninguno de quienes arrogan el mandato de los afiliados, a la fecha cumplen ese requisito” de conducir el partido y representarlos.




Comentarios