El juez es mejor amigo de un empresario cercano al Grupo Indalo. También, una directora de Oil vive con el "socio" del hermano de Ballestero.


El camarista Jorge Ballestero fue uno de los que decidió la excarcelación de Cristóbal López y Fabián de Souza, quienes como líderes del Grupo Indalo , retuvieron 17 mil millones de pesos de tributos cobrados a los clientes de las estaciones de servicio de la petrolera. Según una nota de Clarín, el camarista tiene una relación con una persona cercana al Grupo Indalo.

El juez Ballestero es amigo de Diego Mazer, empresario dueño de diversas compañías que solía interesarse por lo juego del azar, negocio de donde conoció a López y De Sousa. Mazer fue uno de los nexos con la Justicia que tuvo en sus épocas de poder el ex gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli. La amistad con el empresario es tan sólo uno de vínculos entre Ballestero con De Sousa y Cristóbal.

Mazer conoce a Cristóbal López e intentó que el empresario K se quedase con un negocio de control de juego on line en la provincia de Buenos Aires, contaron a Clarín fuentes del mercado que lo conocen.

También hay que resaltar que la ex esposa de De Sousa, llamada Karina Rubín, convive en un departamento del complejo Madero Center, de Puerto Madero, con un abogado llamado Carlos Morales. Es socio del hermano de Ballestero, llamado Julio César. Quien también es un hombre del Derecho.

Rubín, la pareja del empleador del hermano de Ballestero, es directora de una de las empresas satélites de Oil, la petrolera de su ex marido, De Sousa. Según los registros públicos, Rubín es empleada de Oil pero figura también como fundadora de la sociedad Pro Oil SA junto a otro directivo del Grupo Indalo, Adrián Orduna. En resumen, una directora de Oil vive con el “socio” del hermano de Ballestero.




Comentarios