Sus compañeros de trabajo denunciaron que hizo la modificación en su DNI para no tener que esperar a los 65 años.


La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) confirmó a Clarín que, hasta el momento, Sergia Lazarovich, el hombre que nació como Sergio y en junio pasado cambió de género con 59 años, aún no inició el trámite de jubilación. Sus compañeros de trabajo en la AFIP de Salta denuncian que pasó de Sergio a Sergia para no tener que esperar hasta los 65 años y así poder jubilarse ahora.

“Lo hice porque estoy convencido, las motivaciones son mías y no tengo que explicarle nada a nadie”, remarcó Lazarovich a El Tribuno.

Desde el organismo previsional afirmaron que “de iniciarse el trámite jubilatorio, el área legal de la ANSES analizará la situación en particular“. También confirmaron que, según el sistema de Administración de Datos Personales, Sergia “tiene 60 años cumplidos, es masculino y no cambió su género”.

Si bien es la primera vez que sucede un caso como este, la ANSES recordó que “similares situaciones han sido motivo de análisis y posterior baja del beneficio”.

El abogado previsionalista Guillermo Jáuregui dijo al diario que “el caso de la futura jubilación de Sergia no podría ser puesta a revisión ya que la ANSES sólo ‘mira’ el sexo y la fecha de nacimiento que figura en el DNI. Si ahí dice que Sergio es Sergia, deberá otorgarle la jubilación como mujer”.

Toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género y a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada”, dice la ley de Identidad de género 26.743.

Sobre un supuesto “vacío legal” que podría dar lugar a casos como el que denunciaron los compañeros de trabajo de Sergia, Jáuregui dice que “eso podría suceder. Hay que pensar en los inescrupulosos que puedan aprovechar de eso sólo para conseguir la jubilación antes”.

Lazarovich empezó el trámite de cambio de género en la ciudad de Salta y lo terminó en Tucumán. Se trata de un “trámite administrativo” para el que la ley “no pide como requisito que haya una intervención quirúrgica u hormonal”, explicó el director del Registro Civil de Salta, Matías Assennato.




Comentarios